Jesus Gomez Alegría. Me dedico desde 1986 al oficio de la artesanía como metalistero artístico, cuando finalicé los estudios de orfebrería en la Escuela de Arte y Oficios y me inscribo en el Registro Artesano de la Región de Murcia.

Desde entonces, desarrollo una actividad artesana en mi taller de Murcia, trabajando diferentes metales como plata, cobre, alpaca o latón; e investigando su comportamiento y oxidación ante diferentes reacciones químicas, con análisis de persistencia y durabilidad, así como su comportamiento por uso y contacto físico.

Entre mis técnicas de elaboración encontramos la oxidación al fuego, el calado y repujado, el policarbonato y la pátina, con las que obtengo coloridos, texturas y acabados de lo más diverso. La calidad de estos productos está garantizada, ya que la reacción de oxidación es permanente, por lo que no hay alteraciones que deterioren o alteren el producto, permitiendo una posterior restauración si fuera necesario.

Mis piezas van desde complementos de adorno personal — pulseras, pendientes, gargantillas, anillos, broches, pasadores de pelo, etc.– hasta artículos de decoración — cuadros, palmatorias, relojes, puntos de lectura, servilleteros o candelabros –, pasando por el regalo de empresa. Desde octubre de 2016 comercializando mis productos bajo la marca registrada “TABIL”, garantizada por la autenticidad del proceso artesanal, así como la exclusividad en el diseño y tratamiento del material.

Por la creatividad y reconocida trayectoria se me hizo merecedor de la Concesión de la Carta de Maestro Artesano que me fue concedida en 2012 por la Consejería de Universidades, Empresas e Investigación; y en el año 2017 la Cámara de Comercio de Murcia me concede el “premio Mercurio” por mi trayectoria artesana.

Pero mi faceta como artesano no solo se limita a la producción, ya que desde hace varios años la combino impartiendo cursos en los Centros de Artesanía, Centros Culturales, demostraciones en vivo, asistencias a jornadas, ferias y otros eventos. Así mismo, mantengo desde 2010 un convenio de colaboración con la Escuela de Arte de Murcia con el fin de realizar tutoriales prácticos con jóvenes titulados y difundir así mis conocimientos en el campo de metalistería artística.